Mes: enero 2014

El 31 de enero de cada año se celebra en nuestro país el Día Nacional de la Juventud, en honor a San Juan Bosco, el llamado Padre y Maestro de la Juventud, un santo que se dedicó completo al trabajo con los jóvenes de las calles y delincuentes de la Italia del Siglo XIX.

Don Bosco, a los dos años quedó huérfano de padre y tuvo que vivir en una situación de pobreza. Luego él se constituyó en padre de huérfanos y de muchos niños pobres y abandonados.  Toda su vida la dedicó a formar grandes familias de jóvenes. En 1988, Juan Pablo II lo proclamó Padre y Maestro de la Juventud.

Hoy Día Nacional de la Juventud es importante hacer un llamado a la población dominicana a prepararse, a ser ejemplo dentro de una sociedad donde prevalezcan los valores, donde expresen sus ideas, visiones y perspectivas de transformar nuestro país, en una nación donde los pensamientos positivos y creativos sean los que dominen el deseo de avance del pueblo.

La juventud significa una etapa donde el dinamismo, la energía y el colorido son los principales elementos que dominan. Feliz Día Nacional de la Juventud.

Según dermatólogos, la alimentación es fundamental a la hora de mantener una piel en buenas condiciones, lo que también es válido en el caso de las estrías. Y es que cuando sufrimos una carencia de vitaminas, minerales o aminoácidos se altera la síntesis de proteínas en el organismo, y el colágeno es una de las mas afectadas.

“Nuestra dieta debe ser variada, privilegiando el aporte de vegetales, legumbres, frutas, productos lácteos y carnes. También es importante que bebamos mucho líquido entre las comidas, de preferencia agua pura”.

Durante el embarazo y la adolescencia es muy frecuente la aparición de estrías, pero esto no quiere decir que sean inevitables.

Algunas recomendaciones:

  • Llevar una alimentación equilibrada, conservando un alto contenido proteico.
  • Usar siempre un buen sostén, que evite el estiramiento de la piel de los pechos.
  • Evitar las alzas o bajas bruscas de peso·
  • Beber abundante agua.
  • Humectar la piel diariamente, para conservar su elasticidad


Además de la obesidad o los embarazos existen otros factores como los genéticos, algunas enfermedades o cambios hormonales. Sin duda, se registran más casos en embarazadas, adolescentes y en mujeres que han llegado a la menopausia.