A principios del pasado mes de junio saltaba la liebre: Apple estaba trabajando para lanzar un nuevo programa de renovación de iPhones. Algo así como un «plan renove» mediante el cual cualquier persona podría obtener descuentos al comprar un nuevo iPhone en una tienda de Apple si entregaba el antiguo. Así quedó el asunto, hasta este martes en las que han aparecido varias informaciones que confirman la existencia del programa, su inminente puesta en marcha y pinceladas de cómo funcionará.

Por un lado, diversas fuentes han comentado que la compañía ha empezado a formar a los empleados de las Apple Storeestadounidenses sobre los procesos relacionados con el programa de renovación. Concretamente, Apple habría enviado ya diverso material a las tiendas para apoyar la puesta en marcha de la iniciativa y seleccionado en cada una un responsable del programa que a su vez se ocupará de formar en el mismo al resto de la plantilla de sus respectivos establecimientos.

Por otro lado otras fuentes dieron información específica sobre fechas. Apuntaron que los empleados de las Apple Store están obligados a cumplir mínimo dos horas de formación sobre el nuevo programa de renovación de iPhones, la cual deberán completar antes de finales de la primera semana de septiembre. ¿Por qué tanta prisa? Según las mismas fuentes porque Apple quiere arrancar la iniciativa en algún momento de septiembre -al parecer el plan original era lanzarla en junio pero por razones desconocidas lo retrasaron-.

La guinda del pastel llegó en forma de detalles concretos del funcionamiento del programa. Los mismos han salido de alguna de las Apple Store en las que la compañía lo ha testado. A grandes rasgos funciona así: el cliente lleva un iPhone funcional, que no esté dañado por líquido o algún otro factor.

Acto seguido un empleado lo evalúa con la ayuda de un sitio web y el cliente tiene que contestar una serie de preguntas acerca del estado del dispositivo. Con toda esa información, más otros factores como el color del terminal, el empleado asigna un valor monetario al terminal, que se quedan ellos, y el cliente lo recibe en forma de tarjeta regalo. Por último,el cliente puede utilizar ese saldo de la tarjeta al comprar un dispositivo nuevo.

 

Fuente: http://www.abc.es

0 comments

Leave a reply