Noticias

El Día Internacional para la Tolerancia, reconozcamos el creciente peligro que representan quienes procuran dividir, y comprometámonos a forjar un camino marcado por el diálogo, la cohesión social y el entendimiento mutuo.»

La tolerancia es el cimiento más firme de la paz y la reconciliación y nunca ha tenido tanta importancia como en esta época, en la que vivimos cambios vertiginosos. Así lo resalta el Secretario General en su mensaje de este año y llama a todos a fomentarla, promoviendo la comprensión y el respeto entre todas las culturas, desde los parlamentos a los patios de recreo en las escuelas.

La tolerancia es algo que debe aprenderse desde la infancia y que tienen que amparar los Estados, lo que contribuiría a un mundo más justo, sin violencia y sin discriminación.

La Declaración de Principios sobre la Tolerancia que adoptaron los países miembros de la UNESCO el 16 de noviembre de 1995, resalta esos aspectos y afirma, entre otras cosas, que la tolerancia reconoce los derechos humanos universales y la diversidad de los pueblos.

Un año después, la Asamblea General invitó a los Estados Miembros a que cada año, en esa misma fecha, se observara el Día Internacional para la Tolerancia con actividades dirigidas tanto a los centros de enseñanza como al público en general.

En el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005 los Jefes de Estado y de Gobierno reafirman su compromiso de fomentar el bienestar, la libertad y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.

Hoy se cumplen 171 años de la Constitución de la República Dominicana fue proclamada el 13 de junio de 2015 en Santo Domingo pero la misma fue promulgada el 6 de noviembre de 1844, en San Cristobal, Santo Domingo, mediante la gaceta oficial no. 10561.

Un grupo de 31 dominicanos se reunieron en dicha provincia con el objetivo de aprobar la Constitución y consumar la República que ocho meses atrás se había proclamado mediante la Guerra de independencia y la separación de Haití.

Según el libro “Visión General de la Historia Dominicana”, de los autores Valentina Peguero y Danilo de los Santos, la Constitución se redactó luego de que los sectores conservadores organizaran el Estado y nombraran los primeros ministros y gobernadores, así como la organización del Ejército y el servicio militar obligatorio.

El Congreso Constituyente, además de redactar el Pacto Fundamental de la República, tenía el encargo de elegir el primer Ejecutivo Constitucional y debía iniciar sus labores el 20 de septiembre.

Los representantes del Congreso se reunieron en San Cristóbal el 21 de septiembre de 1844, bajo la presidencia de Manuel María Valencia y redactaron la primera Constitución dominicana, la cual tomó como modelo la de los Estados Unidos y fue similar a la mayoría de las constituciones.

 

 

El Día Mundial del Patrimonio Audiovisual (World Day for Audiovisual Heritage) se celebra todos los años el 27 de Octubre. Con el propósito de fomentar la salvaguarda y preservación del patrimonio cultural y considerando que una parte importante de este patrimonio está representado por las imágenes en movimiento (con o sin el acompañamiento de sonido), la UNESCO declaró este día durante la 33ª reunión de la Conferencia General en el año 2005.

Los documentos audiovisuales, tales como las películas, los programas radiales y televisivos, las grabaciones sonoras y de vídeo, contienen los registros principales de los siglos XX y XXI.

Por su capacidad de trascender las fronteras lingüísticas y culturales, atraer inmediatamente la vista y el oído, a las personas alfabetizadas y a las analfabetas, los documentos audiovisuales han transformado la sociedad al convertirse en un complemento permanente de los registros escritos tradicionales.

Sin embargo, son extremadamente delicados y se estima que no tenemos más de diez o quince años para digitalizar los archivos audiovisuales a fin de evitar su pérdida. Gran parte del patrimonio audiovisual del mundo ya se ha perdido irremediablemente a causa de la negligencia, la destrucción, el deterioro y la falta de recursos, competencias y estructuras, empobreciendo de esta forma la memoria de la humanidad. Se perderá mucho más si no se actúa en forma más firme y concertada en el plano internacional.

El Día Internacional del Conocimiento de la Tartamudez, que se conmemora cada 22 de octubre, fue creado en 1998 por la European League of Stuttering Association y se busca eliminar la discriminación social hacia la gente que tartamudea y promover oportunidades para que ellos logren alcanzar sus objetivos y aspiraciones.

La tartamudez o disfemia es un transtorno de la comunicación que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla, acompañadas por una tensión muscular en cara y cuello.

Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias.

El 21 de octubre es el Día Nacional del Poeta en República Dominicana. Esta fecha se conmemora en honor al natalicio de la poetisa dominicana de mayor trascendencia: Salomé Ureña de Henríquez, figura central de la lírica dominicana del siglo XIX.

Poesía Vs Poema

La poesía es un género literario en el que se recurre a las cualidades estéticas del lenguaje, más que a su contenido. Es una de las manifestaciones artísticas más antiguas.
El término poema se entendía antiguamente como cualquier composición literaria, ya que la palabra viene del verbo griego poiesis, que significa creación con la palabra. El poema es así, cualquier lectura o trabajo escrito con intención artística.

Salomé Ureña, nació en Santo Domingo. Fue poeta y pedagoga. Todavía se le considera como la figura central de la poesía lírica dominicana de mediados del siglo XIX y también innovadora de la educación femenina en su país.
A los 20 años casó con Don Francisco Henríquez y Carvajal. Les nacieron cuatro hijos: Francisco, Pedro, Max y Camila Henríquez Ureña. Su tercer hijo, Max, llegaría a ser una de las lumbreras humanísticas más destacadas de la América Hispana en el siglo XX. Alentada por su esposo, en 1881 instituyó en la Isla el primer centro femenino de enseñanza superior, nombrado Instituto de Señoritas. A los cinco años de su iniciación, se diplomaron las primeras seis maestras normales. Murió relativamente joven a la edad de 47 años, debido a la tuberculosis.