Sin categoría

Sabias que hoy 14 de Octubre se celebra, El Día Mundial de la Vista el cual es un evento anual que se centra en el problema mundial de la ceguera. Su objetivo es sensibilizar a la población de todo el mundo acerca de la importancia de la prevención y el tratamiento de la pérdida de visión. Este evento hará especial hincapié en el derecho a ver. El Día girará en torno al compromiso de los gobiernos de garantizar un mejor acceso a los servicios de salud por lo que se refiere tanto a la prevención como al tratamiento de las afecciones oculares. El acceso a la atención oftalmológica, que reduce la magnitud de la ceguera evitable, es parte de la obligación que emana del derecho al nivel más elevado posible de salud. OMS.

 

Las técnicas de auto-relajación son muy beneficiosas y, si se realizan de forma correcta, pueden reducir la ansiedad con la misma eficacia que costosos tratamientos corporales y masajes. 

  •  Respiración abdominal: Muchos expertos afirman que “respirar con el estómago” es uno de los mejores métodos para reducir el estrés. Se recomienda imaginar un triángulo que vaya desde el ombligo a las caderas, con un globo dentro; cada vez que respiramos debemos imaginar que se infla el globo. Si se logra hacer este tipo de respiración cinco minutos al día, se envia más oxígeno a la sangre, reduciendo los efectos del modo de combate o alerta que el estrés provoca en el cuerpo.
  • Meditación: Sentarse en una silla cómoda, con la espalda recta, los pies apoyados en el suelo y los ojos cerrados, y respirar profundamente cinco veces; a continuación, ir centrándose en cada parte del cuerpo, una a una. Al abrir los ojos 15 minutos después, nos sentiremos como si hubiéramos dormido una siesta.
  • Pensamiento positivo: Se pueden poner en práctica algunas técnicas simples para hacer frente a los modos negativos de pensamiento. Podemos tomar nota cada vez que decimos “debería”, “tengo que” y “debo” y cambiarlas ya sea mentalmente o por escrito.
  • Visualización: Imaginarse relajado en una playa o sentado al lado de un río en el campo es uno de los métodos más eficaces de alcanzar un estado mental más tranquilo. Muchas veces nuestra mente utiliza imágenes negativas que nos perjudican por lo que es importante aprender a utilizar las imágenes de forma positiva.

Recuerda que el estrés puede llegar a enfermarte o deprimirte y recuerda que la vida es una sola y debemos disfrutarla.

Ya sea durante el día o la noche, en verano o invierno y en cualquier ocasión, el bolso es el accesorio que no puede faltar en el brazo de la mujer por su aspecto funcional y por ser un elemento con el que pueden estar a la moda y reflejar su propio estilo. Pero si pensabas que cualquier tipo de bolso te queda bien, estás muy equivocada.

Según tu tipo de cuerpo

Generalmente tu bolso tiene que tener la forma opuesta a tu tipo de cuerpo. Por ejemplo un bolso con forma estructurada (líneas rectas) funciona mejor con cuerpos redondos y un bolso con curvas suaves luce mejor con cuerpos más angulares. Ten en cuenta tu tipo de cuerpo para escoger la silueta del bolso con el fin de traer balance y armonía a tu imagen externa.

El bolso tiene que tener un tamaño proporcional al tuyo. Si usas un bolso muy pequeño y eres una mujer grande lucirás más grande todavía, y si eres una mujer pequeña con bolso muy grande lucirás más pequeña. No siempre lo que está de moda es tu mejor opción. Trata de conseguir un bolso que funcione con tu altura y peso.

Ten en cuenta el largo de las asas a la hora de comprar tu bolso según tu tipo de cuerpo. Si tienes caderas y usas un bolso con las correas largas que haga que el bolso llegue a tus caderas vas a crear más volumen en esa área y por lo tanto lucir más grande. Las mujeres con mucho busto sin embargo les viene mejor los bolsos que le caigan a la altura de la cintura. Si eres pequeña, necesitas que las asas sean más pequeñas, y si eres grande que caiga un poco más.

Consejos de estilo

Un consejo importante a la hora de comprar tu próximo bolso es mirarte como te sienta frente a un espejo grande, pues te puedes sorprender de cómo luce en tu cuerpo en lugar de como luce en el mostrador. Al igual que sucede con la ropa.

Por el día los bolsos tienden a ser más grandes que por la noche. Para verse elegante, elige un bolso estilo sobre para la noche, sin correas ni asas, pero también proporcional al tamaño de tu cuerpo.

No tienes que cambiar el bolso con la temporada. Para estar a la moda sin gastar mucho dinero invierte en un color neutro, de estilo clásico y combinable con la mayor parte de tu guardarropa. Por ejemplo, un en piel nunca pasa de moda, te queda con todo y te hace lucir bien en todos lados. No olvides los clásicos negro o café.

Hoy en día ya no es necesario combinar el bolso con el zapato, sin embargo es una buena opción para un evento especial si quieres lucir glamurosa y estar segura de tu imagen. El bolso tiene que complementar tu look y tiene que unirse al resto de tu imagen. Por lo tanto, inspírate en el color de tu guardarropa o como completar tu estilo.

Recuerda, si tu vestuario llama la atención por sus colores, diseño atrevido o detalles, busca bolsos que sean sencillos y más simples. Mientras que si tu vestuario es básico y simple, puedes llevar un bolso atrevido y llamativo. El secreto en tu imagen es siempre crear balance y proporción.