Vida

“Árbol, buen árbol, que tras la borrasca  te erguiste en desnudez y desaliento, sobre una gran alfombra de hojarasca  que removía indiferente el viento…Hoy he visto en tus ramas la primera hoja verde, mojada de rocío, como un regalo de la primavera, buen árbol del estío”.

(Poema “La Gracia de tu rama verdecida”) Antonio Machado.

Hoy celebramos el Día del Árbol. Sin embargo, en otros países esta fecha varía, dependiendo del clima y la temporada de siembra en la que se encuentre. Lo importante es que cada nación tiene un día especial designado en su calendario para los hijos de la madre naturaleza.  De hecho, en muchos lugares esta fecha se utiliza para plantar árboles.

Si consideramos los beneficios que nos aportan, todos los días deberíamos celebrar los árboles. Y es que ellos mantienen sensación de frescura y humedad donde se encuentran, proporcionan sombra y humedecen el ambiente, reducen el ruido, producen alimentos y sirven como hogar para diferentes animales. Los árboles contribuyen al equilibrio ecológico y sirven de soporte a los ríos y demás fuentes acuíferas. Sus raíces controlan la tierra para que ésta no se desmorone con la lluvia, dejando solamente las piedras. Purifican el aire que respiramos, ya que sus hojas absorben los gases dañinos que emanan de diversas fuentes.

De ellos se extrae madera para la fabricación de casas,  muebles y otros objetos; sus flores, tallos, raíces, hojas y  frutos sirven para diferentes productos medicinales y gracias a los arboles, se descargan las nubes en forma de lluvias para refrescar la tierra.

Por éstas y otras razones hoy, y siempre,  te invito a cuidar los árboles porque, después de todo, cuidarlos a ellos, es cuidarnos a nosotros mismos.

Hoy celebramos el Día Mundial de la Salud, durante este día cientos de eventos conmemoran la importancia de la salud para una vida productiva y feliz. El mismo brinda una oportunidad de ámbito mundial para centrar la atención en importantes cuestiones de salud pública, que afectan a la comunidad internacional.

El lema del Día Mundial de la Salud para el año 2016 es “Vence a la diabetes”

 

Hoy 22 de Marzo con gran regocijo celebramos el Día Mundial del Agua, el cual se lleva acabo como un medio para llamar la atención sobre la importancia del agua y  como debemos cuidar de no desperdiciarla y de abogar por una gestión sostenible de los recursos de agua.

Este día es una oportunidad de aprender más sobre temas relacionados con el agua, sirve de inspiración para compartir los problemas relacionados con el agua y tomar medidas para cambiar la situación. El Día se remonta a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 en la que se propuso declarar una fecha dedicada a este asunto. La Asamblea General decidió designar el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial. Cada año, ONU-Agua, la entidad que coordina el trabajo de la Organización sobre el agua y el saneamiento, establece un tema para el Día correspondiente a un desafío actual o futuro.

 

Dicen que la curiosidad mató al gato, afortunadamente somos humanos y podría convenirnos el ser curiosos. Y es que la expectación puede maximizar la capacidad de nuestro cerebro al ponerlo en un estado de aprendizaje y retención casi total.

Hay quienes afirman que cuando nos invade la curiosidad nuestra mente absorbe lo que nos interesa y todos los datos que rodean a la materia de nuestro interés.

La curiosidad activa el sistema de recompensa del cerebro y se segrega dopamina, misma que nos impulsa a lograr objetivos. Además el hipocampo, que ayuda a la formación de la memoria, se activa más cuando mostramos interés. He ahí la explicación de que aprendamos fácilmente lo que más nos despierta interés, ¿qué te parece?

El 15 de febrero se celebra el Día Internacional Contra el Cáncer Infantil, fue instituido en Luxemburgo en el año 2001. Tiene como objetivo sensibilizar y concientizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños, los adolescentes y sus familias. También se pretende que todos los niños del mundo tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Más allá de estar enfermo de cáncer, hay que valorar que es un niño que necesita jugar, ir a la escuela, distraerse, relacionarse, insertarse socialmente, crecer y desarrollar sus potenciales. Con tratamientos efectivos y aplicados de manera temprana la mayoría de estos pacientes pueden curarse.

El Lazo Dorado simboliza el cáncer infantil comparando la fortaleza y resistencia de los niños con cáncer con el oro. Organizaciones del todo mundo, así como instituciones públicas y privadas, grupos de la sociedad civil y el mundo académico, han empleado el símbolo del lazo dorado para expresar su apoyo y solidaridad a la lucha contra el cáncer infantil.