La corbata es uno de los mejores accesorios que tiene el hombre a su disposición para dar un toque más elegante y de estilo. A la hora de vestir ya sea para el trabajo o una ocasión formal. Para no ser una víctima de la moda y lucir todo un caballero sigue estas sencillas reglas de cómo usar una corbata.

1. El largo de la corbata nunca debe sobrepasar la cintura del pantalón. No debe asomarse ni por encima, ni por debajo del cinturón en ninguno de sus extremos. Tienen que quedar en el centro de la hebilla.

1

2. La parte más estrecha de la corbata no debe verse nunca por detrás de la parte ancha y tiene que ser más corta que la parte frontal. Detrás de la corbata tienes una tirita para controlar esa parte y que no se asome por los lados.

2

3. Los nudos de la corbata deben estar siempre apretados y ajustados al cuello. No se puede ver el botón superior de la camisa y ese siempre tiene que estar abrochado.

3.

4. Evitar en lo posible llevar corbatas con camisas con botones en el cuello, especialmente si es una ocasión formal. Son mucho más elegantes las camisas sin botones en los cuellos. La camisa note puede apretar mucho en el cuello y tienes que tener espacio para colocar un dedo entre la camisa y el cuello.

  4

5. No trates de imitar el dibujo de la camisa con el diseño de la corbata. Por regla general, con sus excepciones, a camisas estampadas corbatas lisas y a camisas lisas corbatas estampadas.

5

Por último, las corbatas nunca se deben lavar, ni meter en la lavadora. Si por cualquier razón se manchan, deberá limpiarse en seco y para ello acudir a una tintorería. Procura no guardar nunca las corbatas con el nudo hecho. Lo mejor es colgarlas en un corbatero para que permanezcan estiradas y sin arrugas.

 

0 comments

Leave a reply