Dicen que la curiosidad mató al gato, afortunadamente somos humanos y podría convenirnos el ser curiosos. Y es que la expectación puede maximizar la capacidad de nuestro cerebro al ponerlo en un estado de aprendizaje y retención casi total.

Hay quienes afirman que cuando nos invade la curiosidad nuestra mente absorbe lo que nos interesa y todos los datos que rodean a la materia de nuestro interés.

La curiosidad activa el sistema de recompensa del cerebro y se segrega dopamina, misma que nos impulsa a lograr objetivos. Además el hipocampo, que ayuda a la formación de la memoria, se activa más cuando mostramos interés. He ahí la explicación de que aprendamos fácilmente lo que más nos despierta interés, ¿qué te parece?

El 15 de febrero se celebra el Día Internacional Contra el Cáncer Infantil, fue instituido en Luxemburgo en el año 2001. Tiene como objetivo sensibilizar y concientizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños, los adolescentes y sus familias. También se pretende que todos los niños del mundo tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Más allá de estar enfermo de cáncer, hay que valorar que es un niño que necesita jugar, ir a la escuela, distraerse, relacionarse, insertarse socialmente, crecer y desarrollar sus potenciales. Con tratamientos efectivos y aplicados de manera temprana la mayoría de estos pacientes pueden curarse.

El Lazo Dorado simboliza el cáncer infantil comparando la fortaleza y resistencia de los niños con cáncer con el oro. Organizaciones del todo mundo, así como instituciones públicas y privadas, grupos de la sociedad civil y el mundo académico, han empleado el símbolo del lazo dorado para expresar su apoyo y solidaridad a la lucha contra el cáncer infantil.

 El día 4 de febrero fue instaurado en el año 2000 como Día Mundial contra el Cáncer, con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. “El objetivo de este día es promover y mostrar de qué forma las personas, tanto de manera colectiva como individual, pueden hacer algo para reducir la carga del cáncer”, expresa la doctora Jazmín García, del Centro de Radioterapia Integral Radonic.

El cáncer es la segunda causa principal de muerte en la región de las Américas, donde se estima que 2,8 millones de personas son diagnosticadas cada año y 1,3 millones mueren de cáncer por año. “Aproximadamente el 52% de los nuevos casos de cáncer y el 35% de las muertes por esta enfermedad ocurren en personas de 65 o menos años de edad, que están en el mejor momento de sus vidas”.

“Es nuestra responsabilidad continuar promoviendo mejores hábitos de vida, concienciar a la población, ya que uno de cada tres tumores es prevenible si mejoramos nuestra alimentación, mantenemos buen peso y nos ejercitamos”, comenta Jazmín García. El último Informe Mundial del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que en 2012 se registraron 8,2 millones de nuevos casos y estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas.